Más que una Radio

Senado de EE.UU. libra batalla por cheques de ayuda de 2.000 dólares por COVID-19

El Senado de Estados Unidos lidió el martes con la posibilidad de aumentar el cheque de estímulo para hacer frente a la pandemia del COVID-19, así como con la posibilidad de superar el veto del presidente Donald Trump a un proyecto de ley de defensa de 740.000 millones de dólares.

Ambas medidas tienen fecha de caducidad y deberán ser resueltas antes de que un nuevo Congreso entre en funciones el domingo.

La Cámara de Representantes, liderada por demócratas, aprobó el lunes los pagos directos de 2.000 dólares con 275 votos a favor y 134 en contra, y los demócratas del Senado presionaron a Mitch McConnell, el líder republicano de la Cámara alta, para que permitiera que se vote el proyecto.

Pero McConnell mantuvo su posición ya conocida y se opuso.

El Senado debe considerar también si anula el veto de Trump a un proyecto de financiamiento de defensa por 740.000 millones de dólares. La Cámara de Representantes votó el lunes a favor de anular el veto por 322-87 y la mayoría de los republicanos votó junto a los demócratas.

Si el Senado ratifica la decisión de la Cámara Baja, el proyecto se convertirá en ley. Sería la primera anulación de un veto de la administración de Trump, que termina el 20 de enero cuando el presidente electo Joe Biden asuma la presidencia.

La decisión del Senado sobre el veto se esperaba para el miércoles, pero podría ser aplazada debido a las diferencias sobre los pagos de ayuda por el coronavirus.

Con el feriado del día de Año Nuevo el viernes y un nuevo Congreso que tomará posesión el domingo, los legisladores tienen poco tiempo para actuar.

Un paquete de ayuda bipartidista de 892.000 millones de dólares y un proyecto de gastos de 1,4 billones de dólares que Trump promulgó el domingo incluye cheques por 600 dólares para las personas más afectadas por la pandemia, que ha infectado a más de 19 millones de estadounidenses y ha matado a más de 333.000.

La promulgación del paquete por parte de Trump evitó un cierre del gobierno, pero el mandatario presionó para que los cheques de estímulo se eleven a 2.000 dólares y reiteró esa demanda el martes, al escribir en Twitter: “Den a la gente 2.000 dólares, no 600. ¡Ellos han sufrido suficiente!”.

A partir de este miércoles muchas cosas podrían pasar en el Senado, que tiene poco tiempo para actuar.