USCIS sigue aumentando las tarifas

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) aumentó las tarifas del servicio de procesamiento prioritario, efectivo al 19 de octubre.
Basado en la Ley de Continuidad Presupuestaria, Ley de 2021 y Extensiones Adicionales, Ley Pública Núm. 116-159, convertida en ley el 1 de octubre, el servicio de procesamiento prioritario de USCIS permite a los peticionarios pagar una tarifa de presentación adicional para acelerar la adjudicación de ciertos formularios, por lo general dentro de 15 días. Dicha ley incluyó la Ley de Estabilización de Emergencia de USCIS, que requiere que USCIS establezca y cobre tarifas de procesamiento prioritario adicionales, y use esos fondos adicionales para propósitos amplios.

La Ley Pública Núm. 116-159 aumenta la tarifa del Formulario I-907, Solicitud de Procesamiento Prioritario, de $1,440 a $2,500 para todas las presentaciones, excepto para formularios de peticionarios que presentan el Formulario I-129, Petición para un Trabajador No Inmigrante, para solicitar estatus de no inmigrante H-2B o R-1.

La tarifa de procesamiento prioritario para peticionarios que presentan el Formulario I-129 para solicitar estatus de no inmigrante H-2B o R-1 ha aumentado de $1,440 a $1,500.

Cualquier Formulario I-907 matasellado en o después del 19 de octubre debe incluir la cantidad de la nueva tarifa. Si se recibe un Formulario I-907 matasellado en o después del 19 de octubre con la tarifa de presentación incorrecta, se rechazará el Formulario I-907 y devolverán la tarifa de presentación. En el caso de las solicitudes enviadas por mensajería comercial (como UPS, FedEx y DHL), la fecha del matasello será la fecha que indica el recibo de la mensajería.

La Ley Pública Núm. 116-159 también le concede a USCIS la capacidad de ampliar el servicio de procesamiento prioritario a formularios adicionales y peticiones de beneficios, pero USCIS aún no tomará dicha medida. Cualquier ampliación del procesamiento prioritario a otros formularios se implementará según lo dispuesto en la legislación.

Tarifas de inmigración, ahora más costosas

WASHINGTON—El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció que ajusta las tarifas de ciertas peticiones de beneficios de inmigración y naturalización para garantizar que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración recupere todos los costos de los servicios que ofrece.

A diferencia de otras agencias gubernamentales, USCIS se financia con tarifas. Las tarifas cobradas y depositadas en el fondo de la Cuenta de Tarifa de Examinaciones de Inmigración financian cerca del 97% del presupuesto de USCIS.

Según requerido por la ley federal, USCIS llevó a cabo una exhaustiva revisión bianual de las tarifas y determinó que las tarifas actuales no recuperan los costos totales de proporcionar los servicios de adjudicación y naturalización. DHS ha ajustado las tarifas de USCIS en un aumento promedio ponderado de 20% para recuperar sus costos operacionales. Las tarifas actuales pudieran ocasionar una insuficiencia de fondos de cerca de $1,000 millones por año.

“USCIS está obligado a examinar los fondos entrantes y salientes y a hacer ajustes a base de ese análisis”, dijo Joseph Edlow, subdirector de políticas de USCIS. “Estos ajustes de tarifas, que estaban pendientes desde hace tiempo, son necesarios para administrar el sistema de inmigración legal de nuestra nación de manera eficiente y justa, asegurar la nación, y proteger a los estadounidenses”.

La regla justifica el aumento en los costos de adjudicación de las peticiones de beneficios de inmigración, detección y disuasión de fraudes de inmigración, y la verificación exhaustiva de solicitantes, peticionarios y beneficiarios. La regla también financia la nómina, tecnología y operaciones para cumplir con la misión de USCIS. La regla elimina ciertas exenciones de tarifas, incluye nuevas tarifas nominales para solicitantes de asilo, y reduce las exenciones de tarifas para ayudar a recuperar los costos de adjudicación.

Esta regla final también promueve la presentación de formularios en línea, al proporcionar una reducción de $10 en la tarifa de presentación para aquellos solicitantes que presenten en línea los formularios que USCIS tenga disponibles de manera electrónica. La presentación electrónica de formularios es la manera más segura, eficiente, rentable y conveniente de presentar una solicitud con USCIS.

USCIS ajustó por última vez su estructura de tarifas en diciembre de 2016 con un aumento promedio ponderado de 21%.

Esta regla final entra en efecto el 2 de octubre de 2020. Toda solicitud o petición matasellada en o después de esta fecha debe ir acompañada de las nuevas tarifas correctas fijadas por esta regla final.