Más que una radio!

NJ recibe fondos para servicios de salud mental relacionados con Covid-19

(TRENTON) – La vicecomisionada de Servicios Humano de NJ, Sarah Adelman, anunció que el Estado ha asegurado otros $ 22,6 millones en fondos federales para extender y apoyar los servicios de salud mental, especialmente a raíz de COVID-19.

«La financiación nos ayuda a fortalecer los servicios a las personas diagnosticadas con enfermedades mentales graves, incluyendo el impacto que COVID ha tenido en sus vidas,» dijo la vicecomisionada de la División de Salud Mental y Adicciones (DMHAS, por sus siglas en inglés), Valerie Mielke. «Muchos de estos programas atienden a personas con enfermedades mentales persistentes que fueron exasperadas por COVID».

Los dineros se utilizarán para mejorar los esfuerzos de desviación, estabilización de crisis y los esfuerzos de integración de la comunidad con el objetivo de reducir las visitas a las salas de emergencia y las admisiones de pacientes hospitalizados, junto con la mejora de actividades de divulgación y tratamiento que aumentará el acceso a los servicios de la comunidad.

Entre los servicios que se financiarán se encuentran:

·         Programas de Enfermedades Mentales Graves Tempranas (ESMI, por sus siglas en inglés):  New Jersey añadirá tres nuevos programas a los tres existentes para atender a personas con un primer episodio de psicosis: $2,67 millones de dólares.

·         Programas de integración comunitaria de ESMI: El DMHAS desarrollará seis Programas de integración comunitaria de ESMI que proporcionarán tratamiento y apoyo a los individuos después de que completen el programa de ESMI: $2,34 millones de dólares.

·         Recepción de Crisis y Estabilización: El DMHAS creará cuatro programas de Recepción y Estabilización de Crisis en la comunidad para proporcionar acceso comunitario las 24 horas del día a la desviación de crisis, estabilización y vínculos a servicios y apoyos de vivienda. El objetivo es tener al menos un programa de recepción y estabilización de crisis por región: $6,1 millones de dólares.

·         Desviación de la sala de emergencias: El DMHAS creará nueve programas para atender a las personas que frecuentan los departamentos de emergencias.  Este programa proporcionará servicios de gestión a la atención, proporcionando apoyo y conectando a las personas con los servicios necesarios para reducir la dependencia de los servicios de emergencia: $4,94 millones de dólares.

·         Asistencia legal para los desalojos y la vivienda debido a COVID/Estabilidad de la vivienda. El DMHAS utilizará los fondos para apoyar la estabilidad de la vivienda para evitar la falta de hogar a través de los desalojos.  Los recursos se utilizarán para celebrar un contrato con una agencia dotada de personal para prestar servicios jurídicos a propietarios e inquilinos a personas diagnosticadas con una enfermedad mental grave que se enfrentan a un desahucio; $350.000 dólares.

·         Actividades de divulgación, incluida la respuesta a la crisis de poblaciones desatendidas, como las personas LGBTQI+ y las comunidades religiosas: $1,8 millones de dólares.

·         Primeros auxilios en salud mental: El DMHAS extenderá la formación de concienciación sobre salud mental para ofrecer primeros auxilios en salud mental: $400.000 dólares.

·         Programa de bienestar de compañeros: DMHAS planea financiar un programa de bienestar para mejorar la autoestima de los consumidores y promover el autocuidado positivo utilizando intervenciones científicamente probadas. Los centros dirigidos por compañeros que prestan servicios de apoyo y recuperación a una población diversa de consumidores en todo el estado recibirán capitación y supervisión sobre la terapia cognitiva-conductual orientada a la recuperación junto con el Asesoramiento de bienestar de los compañeros: $400.000 dólares.

·         Formación en terapia cognitiva-conductual orientada a la recuperación: Los proveedores de servicios residenciales en terapia cognitiva para la recuperación, recibirán capacitación para ayudar a motivar y apoyar a los consumidores a realizar cambios positivos en sus vidas. Se trata de un enfoque basado en pruebas que permitirá a estos proveedores colaborar y apoyar los objetivos de recuperación individuales de sus residentes y ayudarles a participar en actividades comunitarias significativas.  Se ofrecerá en todo el estado a todos los proveedores de servicios residenciales que atienden a personas con enfermedades mentales graves, aunque los hogares de grupo y los proveedores de servicios de vivienda con apoyo serán los principales participantes en la formación: $500.000 dólares.

·         Implementación del 9-8-8: el DMHAS pondrá en marcha el 9-8-8 para que se convierta en el nuevo número de teléfono de tres dígitos para las crisis de salud mental que sustituirá al actual número de National Suicide Prevention Lifeline para julio de 2022: $500.000 dólares.

·         Capacitación para mejorar el rendimiento de los proveedores del sistema de cuidados intensivos que atienden a la población con enfermedades mentales graves: $400.000.