Más que una Radio

Una nueva iniciativa protegerá a los niños en México de los peligros de la migración

La Agencia de la ONU para los Refugiados y UNICEF anunciaron el lanzamiento del proyecto de Promoción global de mejores prácticas para niñas, niños y adolescentes en situación de migración.

La iniciativa busca reforzar las estructuras de atención y protección de la niñez y adolescencia en situación de movilidad humana en México, El Salvador, Zambia y África del Sur, y cuenta con la financiación de siete millones de euros aportados por la Unión Europea. Este proyecto de cooperación sur-sur comporta un intercambio de conocimiento y buenas prácticas entre países durante los siguientes 30 meses.

En México, el proyecto continuará promoviendo la reciente reforma de la Ley de Migración y la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político, mediante el fortalecimiento de los sistemas de protección para mejorar las opciones de cuidados alternativos, y reforzando las capacidades de recepción de familias con niños, niñas y adolescentes, la respuesta de salud mental y apoyo psicosocial, y la prevención de la violencia contra niñas, niños y adolescentes en situación de movilidad.

El plan se pondrá en marcha en los estados mexicanos de Baja California, Chiapas, Chihuahua, Tamaulipas y Veracruz en colaboración con los gobiernos federal y estatales, y en coordinación con diversas instituciones y organizaciones de la sociedad civil.  

“Los derechos de todas las niñas, niños y adolescentes migrantes viajan con ellos y deben protegerse en todo lugar y en todo momento. Para fortalecer las instancias y los mecanismos encargados de protegerles, entre ellos brindar opciones de cuidado y de apoyo psico-emocional, es necesaria la suma de esfuerzos de todos los sectores involucrados”, señaló el representante de UNICEF en México, Christian Skoog.

La COVID-19 disminuye el número de menores en movimiento, pero no los riesgos

Durante el año 2019, las autoridades mexicanas identificaron aproximadamente 52.000 niñas, niños y adolescentes en situación de movilidad humana.

A lo largo de su camino, estos menores se enfrentan a diversos tipos de riesgos y violencia, como la sexual y la de género, la captación por redes de trata o crimen organizado, separación familiar, abusos, extorsión o secuestro, entre otros abusos. Al mismo tiempo, afrontan una variedad de obstáculos para poder acceder a sus derechos y a mecanismos adecuados de protección internacional, sin importar si viajan con sus familias o no acompañados

“El número de niños solicitantes de asilo ha aumentado a nivel mundial y también en México. Sin embargo, no se identifica a muchos de los niños, niñas y adolescentes que llegan a México y necesitan protección internacional como refugiados. Son particularmente vulnerables frente a diversos riesgos durante el desplazamiento. El lanzamiento de este proyecto es muy oportuno y brindará un apoyo importante en la implementación de la reciente reforma legal que prohíbe toda detención migratoria de niños, niñas y adolescentes”, señaló el representante de la Agencia de la ONU para los refugiados en México, Mark Manly.

Aunque el cierre de fronteras debido a la pandemia de COVID-19 hizo disminuir las cifras, el escenario para los menores que se desplazan deviene aún más vulnerable, debido al confinamiento y a la reducción del acceso a servicios básicos como salud y educación, las limitaciones en un gran número de albergues y a las restricciones en el acceso a medidas de protección. 

Sin embargo, el flujo migratorio ha vuelto a incrementarse durante los últimos tres meses estableciendo nuevos desafíos.

“Esta iniciativa de UNICEF y ACNUR, en favor de la protección de niñas, niños y adolescentes migrantes, se une a otros proyectos auspiciados por la Unión Europea en México en favor de los derechos de las personas migrantes que buscan la integración de las personas con necesidades de protección internacional a través del trabajo, la asistencia y reconocimiento de derechos de las personas migrantes, su atención en situaciones de emergencia, la trata de personas y la atención de las causas de la migración en los países de origen”, destacó Jean-Pierre Bou, embajador adjunto de la Unión Europea.

En inmigración, Biden intenta reconstruir lazos de confianza

Por Rafael Salido / https://www.voanoticias.com/estadosunidos/biden-firma-tres-decretos-migratorios

WASHINGTON DC – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó este martes tres decretos en materia migratoria con el objetivo de acabar con algunas de las «contraproducentes» medidas adoptadas por su antecesor en el cargo. Entre las medidas destaca la creación de una comisión para dar con las familias de los niños separados en la frontera en 2018, a consecuencia de la política de ‘tolerancia cero’ de la Administración Trump. 

A raíz de la política de ‘tolerancia cero’, miles de familias fueron separadas tras cruzar irregularmente la frontera con México, debido a que las autoridades comenzaron a presentar cargos penales y a encarcelar a los progenitores. Al no poder por ley permanecer junto con sus padres en un presidio para adultos, los pequeños pasaban a custodia de las autoridades.

Dos años después de que la Administración Trump abandonara esta política, cientos de niños permanecen aún en Estados Unidos puesto que se desconoce el paradero de sus padres.

El segundo decreto contempla estrechar la colaboración con los socios regionales del Triángulo Norte y con organizaciones sin ánimo de lucro para «reforzar la capacidad de otros países” de brindar protección y oportunidades a los migrantes “más cerca a sus hogares”, detalla un comunicado de la Casa Blanca.

Con esta medida, explicó Biden, Washington pretende «confrontar las causas de la migración», al tiempo que establece una sistema «seguro y ordenado» para quienes solicitan asilo en la frontera sur del país.

El tercero de los decretos firmados por el presidente busca promocionar la integración e inclusión de los inmigrantes en el país y realizar una profunda revisión de la ley de carga pública que entró en vigor en febrero de 2020, que penaliza a quienes han recibido ayudas del Estado a la hora de obtener la nacionalidad estadounidense. 

Estas nuevas medidas se suman a otras ya adoptadas por la Administración Biden desde el primer día, como la suspensión de las deportaciones y la protección de los conocidos como dreamers, o soñadores, que son aquellos jóvenes que llegaron al país siendo niños y que están temporalmente amparados por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

Todas estas medidas han sido promulgadas por decreto, es decir, sin pasar por el escrutinio del Congreso, lo que le ha valido críticas a un Biden que asumió la presidencia llamando a la necesidad de unificar al país. «No estoy firmando nuevas leyes, estoy eliminando malas políticas», se justificó Biden.

En este sentido, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró horas antes de la firma de las tres órdenes ejecutivas que estos decretos son solo un primer paso e insistió en que el Gobierno presentará un «amplio plan migratorio» al Congreso «que trate a las personas como seres humanos».

USCIS sigue aumentando las tarifas

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) aumentó las tarifas del servicio de procesamiento prioritario, efectivo al 19 de octubre.
Basado en la Ley de Continuidad Presupuestaria, Ley de 2021 y Extensiones Adicionales, Ley Pública Núm. 116-159, convertida en ley el 1 de octubre, el servicio de procesamiento prioritario de USCIS permite a los peticionarios pagar una tarifa de presentación adicional para acelerar la adjudicación de ciertos formularios, por lo general dentro de 15 días. Dicha ley incluyó la Ley de Estabilización de Emergencia de USCIS, que requiere que USCIS establezca y cobre tarifas de procesamiento prioritario adicionales, y use esos fondos adicionales para propósitos amplios.

La Ley Pública Núm. 116-159 aumenta la tarifa del Formulario I-907, Solicitud de Procesamiento Prioritario, de $1,440 a $2,500 para todas las presentaciones, excepto para formularios de peticionarios que presentan el Formulario I-129, Petición para un Trabajador No Inmigrante, para solicitar estatus de no inmigrante H-2B o R-1.

La tarifa de procesamiento prioritario para peticionarios que presentan el Formulario I-129 para solicitar estatus de no inmigrante H-2B o R-1 ha aumentado de $1,440 a $1,500.

Cualquier Formulario I-907 matasellado en o después del 19 de octubre debe incluir la cantidad de la nueva tarifa. Si se recibe un Formulario I-907 matasellado en o después del 19 de octubre con la tarifa de presentación incorrecta, se rechazará el Formulario I-907 y devolverán la tarifa de presentación. En el caso de las solicitudes enviadas por mensajería comercial (como UPS, FedEx y DHL), la fecha del matasello será la fecha que indica el recibo de la mensajería.

La Ley Pública Núm. 116-159 también le concede a USCIS la capacidad de ampliar el servicio de procesamiento prioritario a formularios adicionales y peticiones de beneficios, pero USCIS aún no tomará dicha medida. Cualquier ampliación del procesamiento prioritario a otros formularios se implementará según lo dispuesto en la legislación.

Tarifas de inmigración, ahora más costosas

WASHINGTON—El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció que ajusta las tarifas de ciertas peticiones de beneficios de inmigración y naturalización para garantizar que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración recupere todos los costos de los servicios que ofrece.

A diferencia de otras agencias gubernamentales, USCIS se financia con tarifas. Las tarifas cobradas y depositadas en el fondo de la Cuenta de Tarifa de Examinaciones de Inmigración financian cerca del 97% del presupuesto de USCIS.

Según requerido por la ley federal, USCIS llevó a cabo una exhaustiva revisión bianual de las tarifas y determinó que las tarifas actuales no recuperan los costos totales de proporcionar los servicios de adjudicación y naturalización. DHS ha ajustado las tarifas de USCIS en un aumento promedio ponderado de 20% para recuperar sus costos operacionales. Las tarifas actuales pudieran ocasionar una insuficiencia de fondos de cerca de $1,000 millones por año.

“USCIS está obligado a examinar los fondos entrantes y salientes y a hacer ajustes a base de ese análisis”, dijo Joseph Edlow, subdirector de políticas de USCIS. “Estos ajustes de tarifas, que estaban pendientes desde hace tiempo, son necesarios para administrar el sistema de inmigración legal de nuestra nación de manera eficiente y justa, asegurar la nación, y proteger a los estadounidenses”.

La regla justifica el aumento en los costos de adjudicación de las peticiones de beneficios de inmigración, detección y disuasión de fraudes de inmigración, y la verificación exhaustiva de solicitantes, peticionarios y beneficiarios. La regla también financia la nómina, tecnología y operaciones para cumplir con la misión de USCIS. La regla elimina ciertas exenciones de tarifas, incluye nuevas tarifas nominales para solicitantes de asilo, y reduce las exenciones de tarifas para ayudar a recuperar los costos de adjudicación.

Esta regla final también promueve la presentación de formularios en línea, al proporcionar una reducción de $10 en la tarifa de presentación para aquellos solicitantes que presenten en línea los formularios que USCIS tenga disponibles de manera electrónica. La presentación electrónica de formularios es la manera más segura, eficiente, rentable y conveniente de presentar una solicitud con USCIS.

USCIS ajustó por última vez su estructura de tarifas en diciembre de 2016 con un aumento promedio ponderado de 21%.

Esta regla final entra en efecto el 2 de octubre de 2020. Toda solicitud o petición matasellada en o después de esta fecha debe ir acompañada de las nuevas tarifas correctas fijadas por esta regla final.