Más que una Radio

La División de Prevención de Incendios de Nueva Jersey recomienda retirar pronto los árboles de Navidad

TRENTON, NJ – La División de Prevención de Incendios de Nueva Jersey (NJDFS, por sus siglas en inglés) recuerda a los residentes retirar los árboles de Navidad inmediatamente después de la temporada festiva. Cuanto más tiempo se mantenga un árbol natural transcurrido el período de la Navidad, mayor es la probabilidad de que se seque y se produzca un incendio. Alrededor de una tercera parte (31 %) de los incendios en los hogares de los Estados Unidos que ocurren en enero se deben a la presencia de los árboles de Navidad.  

En el último Christmas Tree Fires report de la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego (NFPA, por sus siglas en inglés), se reflejan los promedios anuales entre 2014 y 2018 y se muestra que 160 de los incendios en viviendas fueron provocados por árboles de Navidad, y causaron dos muertes de civiles, 14 lesionados y 10.3 millones de dólares en pérdidas directas a la propiedad. Según el informe, a pesar de que los incendios debido a los árboles de Navidad conforman un menor número, su ocurrencia es notable como parte del problema de los incendios de los Estados Unidos porque, generalmente, están los árboles están instalados por un corto tiempo cada año. 

Debido a que algunos incendios a causa de los árboles de Navidad ocurren en chimeneas o conductos para humo, esto podría indicar que la gente quema el árbol para deshacerse de él; por lo tanto, el Servicio Forestal de los Estados Unidos de América recomienda que nunca se queme el árbol de Navidad en una chimenea o cocina de leña. Los pinos, abetos y otros árboles de hoja perenne contienen alto contenido de aceites de trementina inflamable que al contacto con el fuego provocan la elevación de la acumulación de creosota y, por ende, aumenta el riesgo de incendio desde la chimenea.  

Sugerencias

Para desechar de forma segura un árbol de Navidad, la NJDFS recomienda utilizar el programa local de reciclaje de la comunidad, en lo posible; los árboles no deben colocarse en el garaje ni afuera de la vivienda. La NFPA también brinda los siguientes consejos para desinstalar sin riesgos la iluminación y los adornos navideños y almacenarlos correctamente para que estén en buenas condiciones en la siguiente temporada:  

  • Desenchufe las luces de Navidad tomándolas por la zona de agarre del cable eléctrico. Nunca tire del cable para desenchufar ningún dispositivo de un tomacorriente, ya que esto puede dañar el cable y la zona protectora de aislamiento, aumentando el riesgo de descarga eléctrica o de incendio.
  • A medida que se embalen las líneas de luces, inspeccione cada una de ellas para verificar que no estén dañadas, y elimine cualquiera que tenga conexiones sueltas, tomas rotas o cables agrietados o pelados.
  • Envuelva cada juego de luces y póngalo en bolsas de plástico individuales o envuélvalo en cartón.
  • Guarde los adornos de Navidad eléctricos en un lugar seco lejos del acceso por parte de los menores de edad y las mascotas y donde no se dañen por agua o humedad.La División de Prevención de Incendios es el órgano central de los Bomberos del Estado de Nueva Jersey. La División es responsable de la elaboración y aplicación del Código Uniforme de Incendios del Estado, así como de la ejecución de programas de reducción de riesgos comunitarios y de la capacitación de bomberos. 

Haga sonar la alarma: toda la ropa se incendia; la CPSC insta a las personas mayores a mantenerse alertas

¿Sabía que las personas mayores (de más de 65 años) son uno de los grupos con mayor riesgo de morir en un incendio en Estados Unidos?

Las personas mayores constituyen el 16 % de la población, pero representan el 77 % de las muertes por incendio de ropa. La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) quiere sonar la alarma sobre esta seria estadística y recordarle a nuestra comunidad de personas mayores a mantenerse alertas a la seguridad contra incendios.

«Toda la ropa puede incendiarse», señala Robert Adler, presidente interino de la CPSC. «Y la ropa suelta que a menudo prefieren las personas mayores puede quemarse con especial facilidad», agregó.

Ya sea por una manga que cuelga sobre las hornillas de la estufa o por dejar sin supervisión la comida que se está cocinando, los accidentes de cocina son la principal causa de incendios en el hogar. Pero, tal vez, le sorprenda saber que la quema de basura, césped y escombros al aire libre también es una de las principales causas de lesiones por incendio de la ropa de las personas mayores. El uso inadecuado de los calefactores también encabeza la lista. ¿Qué es lo que se incendia? La principal prenda que se incendia y causa esas lesiones son los pantalones, seguidos de las camisas, los camisones y las batas.  Los números se desglosan como se indica a continuación.

La CPSC estima que de 2015 a 2019 hubo alrededor de 1,100 visitas a la sala de emergencias por año vinculadas a lesiones por incendio de ropa de personas mayores. Esto incluye incendios en el hogar y al aire libre.

  • Se estima que el 22 % de esas lesiones son por incendios producidos al cocinar;
  • el 21 % se debe a la quema de basura, pasto o desechos; y
  • el 12 % se debe a incendios por calefactores portátiles.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Notificación de Incidentes de Incendios (National Fire Incident Reporting System, NFIRS), hay un promedio estimado de 60 muertes por año de personas mayores a causa de incendios de ropa. De estas muertes por incendios de ropa de personas mayores:

  • el 24 % se debe a incendios causados por «estufas, hornos»; 
  • el 23 % se debe a incendios provocados por fumar; y
  • el 11 % se debe a incendios causados por calefactores. 

La CPSC lanzó un nuevo anuncio de servicio público (PSA) para alertar a los consumidores mayores sobre este peligro y mostrar cómo pueden prevenirse estos tipos de incendios.

La gran mayoría de estos incendios son altamente prevenibles. Así es como puede protegerse contra los incendios:

  • Toda la ropa se incendia: mantenga toda la ropa alejada de las llamas y las fuentes de ignición. La ropa suelta puede incendiarse con facilidad.
  • Cocine con cuidado: mantenga lejos de las hornillas las mangas y los componentes colgantes de la ropa.
  • Seguridad contra incendios al aire libre: cuando queme basura y desechos del jardín, mantenga una distancia segura de cualquier fuego al aire libre y evite el contacto con la ropa de los líquidos para encendedores. Siga las pautas (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) relativas a las quemas al aire libre durante la pandemia del COVID-19.
  • Seguridad con los calefactores portátiles: sus pantalones holgados y batas sueltas pueden incendiarse al acercarse a un calefactor portátil. Los calefactores necesitan espacio.
  • Si usted fuma: los artículos para fumar pueden quemar la ropa. No fume cuando se sienta somnoliento; apague el producto de fumar de forma segura.
  • Precaución adicional: tenga un extintor de incendios cerca y coloque detectores de humo que funcionen en cada piso afuera de las áreas para dormir y dentro de los dormitorios.

De acuerdo con los CDC y la Asociación Nacional de Prevención de Incendios (National Fire Prevention Association, NFPA) si su ropa se prende en fuego, deténgase (no corra), tírese al suelo y ruede. Cúbrase la cara. Ruede hasta que se apague el fuego. Si no puede tirarse al suelo, use algo como una manta para sofocar las llamas. Deje correr agua fría sobre la quemadura hasta que llegue el personal de emergencia.