Más que una radio

Luego de recibir la vacuna completa: cómo protegerse y proteger a otros

Las personas totalmente vacunadas pueden reanudar sus actividades sin usar mascarilla ni mantener el distanciamiento físico, excepto cuando así lo requieran las leyes, normas y regulaciones federales, estatales, locales, tribales o territoriales, incluida la guía para empresas locales y lugares de trabajo.

Las vacunas contra el COVID-19 son eficaces para protegerlo y evitar que se enferme. Con base en lo que sabemos acerca de las vacunas contra el COVID-19, las personas con la vacuna completa pueden empezar a hacer algunas cosas que habían dejado de hacer a causa de la pandemia.

Estas recomendaciones pueden ayudarlo a tomar decisiones acerca de sus actividades diarias luego de haber sido totalmente vacunado. Recuerde que no se aplican a entornos de atención médica.

¿Ha completado su vacunación?

Por lo general, se considera que las personas tienen la vacuna completa: ±

  • 2 semanas después de su segunda dosis de una serie de 2 dosis, como las vacunas de Pfizer o Moderna, o
  • 2 semanas después de recibir una vacuna de dosis única, como la vacuna Janssen de Johnson & Johnson

Si no cumple estos requisitos, sea cual fuere su edad, NO está totalmente vacunado. Siga tomando todas las precauciones hasta estar totalmente vacunado.

Si tiene una afección o toma medicamentos que debilitan su sistema inmunitario, es posible que NO esté totalmente protegido incluso si tiene la vacuna completa. Hable con su proveedor de atención médica. Incluso después de vacunarse, es posible que deba seguir tomando todas las precauciones.

Si ya completó su vacunación:

  • Puede reanudar las actividades que hacía antes de la pandemia.
  • Puede reanudar sus actividades sin usar mascarilla ni mantener 6 pies de distancia, excepto cuando así lo requieran las leyes, normas y regulaciones federales, estatales, locales, tribales o territoriales, incluida la guía para empresas locales y lugares de trabajo.
  • Si viaja dentro de los Estados Unidos, no necesita realizarse una prueba de detección antes o después de viajar ni ponerse en autocuarentena después de viajar.
  • Debe prestar especial atención a la situación de su lugar de destino internacional antes de viajar fuera de los Estados Unidos.
    • NO necesita realizarse una prueba de detección antes de salir de los Estados Unidos a menos que su lugar de destino así lo exija.
    • Igual deberá presentar un resultado negativo en la prueba de detección o documentación que acredite su recuperación si tuvo COVID-19 antes de abordar un vuelo internacional a los Estados Unidos.
    • Aún debe realizarse una prueba de detección 3-5 días después de hacer un viaje internacional.
    • NO necesita ponerse en autocuarentena después de llegar a los Estados Unidos.
  • Si ha estado con alguien que tiene COVID-19, no necesita mantenerse alejado de las demás personas o realizarse una prueba de detección a menos que presente síntomas.
    • Sin embargo, si vive o trabaja en una institución correccional o de detención o en un refugio para personas sin hogar, y está con alguien que tiene COVID-19, aún debería realizarse una prueba de detección, incluso si usted no presenta síntomas.

Obligatorio el uso de mascarillas en medios y centros de transporte público

Los CDC emitieron una orden que exige el uso de mascarillas a todos los viajeros que utilizan el transporte público (incluidos todos los pasajeros y todo el personal que opera los medios de transporte). Las personas deben usar mascarillas que les cubran completamente la boca y la nariz mientras esperan, embarcan, desembarcan o viajan en aviones, barcos, transbordadores, trenes, subterráneos, autobuses, taxis y vehículos compartidos cuando llegan o salen de los Estados Unidos y sus territorios y mientras circulan por el país.

Las personas también deben usar mascarillas mientras se encuentran en los centros de transporte (p. ej., aeropuertos, terminales de autobuses o transbordadores, estaciones de trenes y subterráneos, puertos marítimos) y en otros lugares donde las personas abordan los medios de transporte público en los Estados Unidos y territorios estadounidenses.

Los operadores de transporte público deben hacer todo lo posible para garantizar que cualquier persona que se encuentre en un medio de transporte lleve puesta una mascarilla al embarcar, desembarcar y durante todo el viaje. Según las circunstancias, los operadores de transporte público deben tomar las siguientes medidas:

  • dejar abordar solo a aquellas personas que usen mascarillas;
  • indicarles a las personas que el uso de mascarilla en el medio de transporte es un requisito de la ley federal y que el incumplimiento del requisito es una violación de la ley federal;
  • monitorear el medio de transporte para detectar a quienes no estén usando mascarillas y exigirles que lo hagan; 
  • desembarcar cuanto antes a todas las personas que se nieguen a cumplir con este requisito; y
  • notificar a las personas sobre este requisito para asegurarse de que estén al tanto y cumplan con el requisito de usar mascarilla. Ejemplos de estas notificaciones son los mensajes a través de aplicaciones, sitios web o correo electrónico; afiches en diferentes idiomas con ilustraciones; e información impresa en los boletos.

Las personas no están obligadas a usar mascarillas en las siguientes circunstancias:

  • cuando comen, beben o toman algún medicamento durante lapsos breves;
  • mientras se comunican, durante breves lapsos, con una persona con discapacidad auditiva cuando es esencial que se vea la boca para establecer la comunicación;
  • si, en un avión, es necesario usar máscaras de oxígeno debido a la pérdida de presión en la cabina o a otro evento que afecte la ventilación de la aeronave;
  • si están inconscientes (por otros motivos no relacionados con el sueño), incapacitadas, no pueden ser despertadas o si por algún otro motivo no son capaces de quitarse la mascarilla sin ayuda; o
  • cuando sea necesario quitarse temporalmente la mascarilla para verificar su identidad, como por ejemplo durante el control de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), o cuando se lo pida el agente de boletos o de la puerta de embarque o cualquier oficial de seguridad pública.

Las siguientes categorías de personas están exentas del requisito de usar mascarilla:

  • Un niño menor de 2 años de edad;
  • Una persona con discapacidad que no puede usar mascarilla o no puede usarla de manera segura debido a la discapacidad;
  • Una persona para quien usar una mascarilla implicaría algún tipo de riesgo para su salud en el lugar de trabajo, seguridad o funciones laborales según lo determinado por las directrices o regulaciones federales de seguridad en el lugar de trabajo correspondientes.

Las personas a bordo de las siguientes categorías de medios de transporte están exentas del requisito de usar mascarilla:

  • Medios de transporte privados operados solo para uso personal y no comercial;
  • Vehículos motorizados comerciales o camiones, si el conductor es la única persona en el vehículo o camión;
  • Medios de transporte operados por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DOD) siempre que el operador del medio de transporte cumpla con todos los requisitos del DOD para evitar la propagación del COVID-19.

Opciones para reducir la cuarentena mediante el monitoreo de síntomas y pruebas de diagnóstico

Las autoridades locales de salud pública determinan y establecen las opciones de cuarentena para sus jurisdicciones. Actualmente, los CDC recomiendan un período de cuarentena de 14 días. Sin embargo, según las circunstancias y los recursos locales, las siguientes opciones para acortar la cuarentena son alternativas aceptables.

La cuarentena puede finalizar después del día 10 sin realizar pruebas y si no se han informado síntomas durante el seguimiento diario. Con esta estrategia se estima que el riesgo de transmisión residual posterior a la cuarentena es de aproximadamente el 1% con un límite superior de apróximadamente el 10%.

Cuando los recursos para las pruebas de diagnóstico son suficientes y están disponibles, la cuarentena puede finalizar después del día 7 si una muestra de diagnóstico da negativo y si no se informaron síntomas durante el monitoreo diario.

La muestra puede recolectarse y analizarse dentro de las 48 horas anteriores al momento de la interrupción planificada de la cuarentena (por ejemplo, en previsión de retrasos en las pruebas), pero la cuarentena no puede interrumpirse antes del día 7. Con esta estrategia, se estima que el riesgo de transmisión residual posterior a la cuarentena es de alrededor del 5% con un límite superior de alrededor del 12%.

En ambos casos, se deben cumplir criterios adicionales, por ejemplo, monitoreo continuo de síntomas y enmascaramiento hasta el día 14.