Haga sonar la alarma: toda la ropa se incendia; la CPSC insta a las personas mayores a mantenerse alertas

¿Sabía que las personas mayores (de más de 65 años) son uno de los grupos con mayor riesgo de morir en un incendio en Estados Unidos?

Las personas mayores constituyen el 16 % de la población, pero representan el 77 % de las muertes por incendio de ropa. La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) quiere sonar la alarma sobre esta seria estadística y recordarle a nuestra comunidad de personas mayores a mantenerse alertas a la seguridad contra incendios.

«Toda la ropa puede incendiarse», señala Robert Adler, presidente interino de la CPSC. «Y la ropa suelta que a menudo prefieren las personas mayores puede quemarse con especial facilidad», agregó.

Ya sea por una manga que cuelga sobre las hornillas de la estufa o por dejar sin supervisión la comida que se está cocinando, los accidentes de cocina son la principal causa de incendios en el hogar. Pero, tal vez, le sorprenda saber que la quema de basura, césped y escombros al aire libre también es una de las principales causas de lesiones por incendio de la ropa de las personas mayores. El uso inadecuado de los calefactores también encabeza la lista. ¿Qué es lo que se incendia? La principal prenda que se incendia y causa esas lesiones son los pantalones, seguidos de las camisas, los camisones y las batas.  Los números se desglosan como se indica a continuación.

La CPSC estima que de 2015 a 2019 hubo alrededor de 1,100 visitas a la sala de emergencias por año vinculadas a lesiones por incendio de ropa de personas mayores. Esto incluye incendios en el hogar y al aire libre.

  • Se estima que el 22 % de esas lesiones son por incendios producidos al cocinar;
  • el 21 % se debe a la quema de basura, pasto o desechos; y
  • el 12 % se debe a incendios por calefactores portátiles.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Notificación de Incidentes de Incendios (National Fire Incident Reporting System, NFIRS), hay un promedio estimado de 60 muertes por año de personas mayores a causa de incendios de ropa. De estas muertes por incendios de ropa de personas mayores:

  • el 24 % se debe a incendios causados por «estufas, hornos»; 
  • el 23 % se debe a incendios provocados por fumar; y
  • el 11 % se debe a incendios causados por calefactores. 

La CPSC lanzó un nuevo anuncio de servicio público (PSA) para alertar a los consumidores mayores sobre este peligro y mostrar cómo pueden prevenirse estos tipos de incendios.

La gran mayoría de estos incendios son altamente prevenibles. Así es como puede protegerse contra los incendios:

  • Toda la ropa se incendia: mantenga toda la ropa alejada de las llamas y las fuentes de ignición. La ropa suelta puede incendiarse con facilidad.
  • Cocine con cuidado: mantenga lejos de las hornillas las mangas y los componentes colgantes de la ropa.
  • Seguridad contra incendios al aire libre: cuando queme basura y desechos del jardín, mantenga una distancia segura de cualquier fuego al aire libre y evite el contacto con la ropa de los líquidos para encendedores. Siga las pautas (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) relativas a las quemas al aire libre durante la pandemia del COVID-19.
  • Seguridad con los calefactores portátiles: sus pantalones holgados y batas sueltas pueden incendiarse al acercarse a un calefactor portátil. Los calefactores necesitan espacio.
  • Si usted fuma: los artículos para fumar pueden quemar la ropa. No fume cuando se sienta somnoliento; apague el producto de fumar de forma segura.
  • Precaución adicional: tenga un extintor de incendios cerca y coloque detectores de humo que funcionen en cada piso afuera de las áreas para dormir y dentro de los dormitorios.

De acuerdo con los CDC y la Asociación Nacional de Prevención de Incendios (National Fire Prevention Association, NFPA) si su ropa se prende en fuego, deténgase (no corra), tírese al suelo y ruede. Cúbrase la cara. Ruede hasta que se apague el fuego. Si no puede tirarse al suelo, use algo como una manta para sofocar las llamas. Deje correr agua fría sobre la quemadura hasta que llegue el personal de emergencia.

Camden County distribuye ventiladores a las personas mayores

La División de Servicios para Personas de la Tercera Edad y Discapacitados organizará una distribución drive-thru de ventiladores este miércoles, Julio 15, a partir de las 11:a.m., en el que las personas mayores que califiquen pueden recibir ventiladores de manera gratuita.

Los residentes del Condado de Camden mayores de 60 años con un ingreso de $ 25,000 o menos son elegibles.

Los ventiladores se distribuirán directamente al otro lado de la calle desde el campus del Departamento de Salud ubicado en 512 Lakeland Road en el municipio de Gloucester. Todos los participantes deben usar una máscara mientras reciben su abanico y practicar el distanciamiento social cuando corresponda.

Durante los días más calurosos del verano, las personas mayores deben usar ropa ligera y evitar actividades extenuantes al sol o en otras áreas calientes. Aquellos que toman medicamentos con regularidad deben consultar con su médico para asegurarse de que todavía sea seguro hacerlo. Algunos medicamentos causan una reacción adversa en climas cálidos. Las personas mayores deben asegurarse de beber muchos líquidos no alcohólicos, tibios y fríos, para evitar la deshidratación.

Los primeros signos de advertencia de estrés por calor son disminución de la energía, ligera pérdida de apetito, desmayos, mareos y náuseas. Las personas que experimentan estos síntomas deben ir a un ambiente fresco, beber líquidos, quitarse el exceso de ropa y descansar.

Los signos graves de estrés por calor incluyen pérdida del conocimiento, latidos cardíacos rápidos, dolor de cabeza punzante, piel seca, dolor en el pecho, confusión mental, irritabilidad, vómitos, diarrea, calambres musculares, escalofríos y dificultad para respirar. Las personas que experimentan estos síntomas deben recibir atención médica inmediata. Mientras espera ayuda, mueva a la persona a un área fresca, quítele el exceso de ropa, rocíe con agua y abanique a la persona. En una emergencia, marque 911.

Para obtener más información, llame a la División de Servicios para Personas Mayores del Condado de Camden al (856) 858-3220.